MINDSET

No vas a triunfar sin mentalidad de triunfadora.

Sigue estos pasos para conseguirla:

❤️ ❤️ ❤️ en primer lugar: ENCUENTRA TU GRAN PORQUÉ. QUE QUIERES CONSEGUIR CON EL PROGRAMA. ESO VA A SER TU GRAN MOTOR

(Te voy a insistir en este punto en otros documentos).

1.Cómo quieres que sea tu imagen en el futuro. ¿Qué personalidad quieres irradiar?…ACTIVA, JUVENIL…

2.Cómo quieres sentirte, qué habilidades nuevas quieres tener, a qué oportunidades quieres acceder que ahora no puedes porque te falta agilidad, energía o autoestima.

3.Qué problemas de peso y de salud quieres evitar. Qué pastillas quieres no tomar o dejar de tomar, si ya la tomas: para el dolor, la tensión, diabetes…

Te pongo unos ejemplos:

☞ Quiero sentirme cómoda en bañador.

☞ Quiero vestir de otro color que no sea negro.

☞ No quiero rozarme los muslos cuando camino.

☞ Quiero poder atarme los zapatos sin problemas.

☞ Quiero quitarme el aparato de CPAP para dormir por las noches.

☞ Quiero queme digan que estoy muy guapa.

☞ Quiero ponerme un pantalón que lleva años olvidado en el armario…

Recuerda que será un documento muy íntimo que no tienes que enseñar a nadie, si no quieres.

❤️ Segundo: SÉ CONSCIENTE DE QUE NECESITAS CAMBIAR COMPORTAMIENTOS PARA SIEMPRE. (Y no solo durante un programa que dura unas semanas.)

Este proceso de cambio de comportamientos negativos por otros mejores, es una carrera de fondo. Nunca es un esprint.

Estos son mis consejos:

1.Visualiza tus objetivos sobre tu salud y peso como un viaje que llevará cierto tiempo.

2.No te pongas metas irreales en muy poco tiempo. O mejor aún: ponte metas, pero sin especificar en cuánto tiempo.

3.Entiende que tienes que cambiar de comportamiento, hábitos y mentalidad para siempre.

💛 Tercero: CELEBRA Y ANOTA TUS PEQUEÑOS LOGROS.

Además de encontrar tu gran porqué, debes encontrar otras motivaciones que actúen a corto plazo.

Por ejemplo: hoy no he picado ningún snack, hoy estoy mucho menos cansada que otras veces, hoy no he tenido antojos, mi cintura mide 2 centímetros menos que la última vez…

Así se construye, poco a poco.

Porque por desgracia, los kilos no vuelan tan rápido, ni tan fácilmente como nos gustaría. Si tienes una meta muy ambicioso y rápida puedes frustrarte.

❤️ ❤️ Cuarto: CAMBIA TU ACTITUD HACIA LA COMIDA: solo es combustible para nuestro cuerpo al menos los días corrientes, no festivos.

La comida nunca es una recompensa, ni una forma de pasar el rato. Me refiero a tus «días habituales», es verdad que los días de fiesta son otra historia de la que hablaremos en otro momento.

Y si hoy haces ejercicio duro, no te mereces comer un poco más, ni comer dulce… si no tienes hambre.

Piensa que lo has hecho para encontrarte mejor, no para tener una excusa para comer innecesariamente.

O si han pasado muchas horas desde la última vez que comiste, pero no tienes hambre… NO debes comer.

Al contrario de lo que puedes pensar, es más sano para nuestro cuerpo no comer durante 10 horas o más horas que comer cada 3 horas. Eso es para los recién nacidos, no para nosotras.

Estamos biológicamente diseñados para estar horas y horas sin comer. Y eso nos da energía y claridad de mente. Mientras que comer cada 3 horas nos da cansancio físico y mental. CRÉEME.

Sé que se opone a lo que siempre has oído. Pero, ¿tú crees que dejarte cortar estómago e intestino como se hace en las operaciones para adelgazar es más sano que pasar horas sin comer si no tienes hambre?

💛 Quinto: EDUCA A LOS TUYOS.

Los tuyos son tu familia, compañeros de trabajo y amigos cercanos que van a ver que has cambiado tu actitud respecto a la comida y se van a preocupar de verdad.

Piensa que pueden extrañarse. Sé educada… pero firme.

Si se preocupan de verdad pueden llegar a molestarte con su preocupación si no te explicas bien.

Necesitas que los que conviven contigo te ayuden para no tener siempre a la vista alimentos que no puedes comer. Por ejemplo, que no coman dulces delante de ti. Que no se los dejen tirados por cualquier lugar de la casa a tu vista. Que los guarden en algún lugar donde no te molesten.

Explícales tu plan de comidas y pídeles que si te quieren… te respeten y que no insistan en que comas lo que no quieres.

🧡 Sexto: Lo contrario de lo anterior. NO DES DEMASIADAS EXPLICACIONES A EXTRAÑOS QUE NO TE VAN A ENTENDER Y SOLO MOLESTAR.

La experiencia me dice que muchas personas tienen comportamientos nada racionales con los que hacen un esfuerzo para cambiar y mejorar su figura y vida.

Comentarios burlones y desagradables.

Así como SÍ necesitas la comprensión de los tuyos, no necesitas el permiso de un extraño para hacer lo que has decidido.

Si más adelante no haces comidas a las horas habituales te recomiendo que no des explicaciones muy detalladas. Este es el mejor comentario que puedes hacer: tengo problemas de digestiones malas y estoy siguiendo una dieta especial que me está llevando mi médico, y solo puedo comer a ciertas horas porque si no me pongo malísima… y YA ESTÁ.

👍 Séptimo: OBSERVA TU EVOLUCIÓN

Coloca una foto tuya actual, en un lugar muy visible para que veas el progreso. (Como en tu nevera, con un imán, por ejemplo).

Y a medida que pasen las semanas puedes colocar otra y otra… las que hagan falta, pero que te ayuden a ver tu evolución positiva. Para que sientas que vale la pena lo que estás haciendo.

Te advierto que vas a ver la diferencia.

Esta sencilla maniobra te ayudará a reencontrar motivación en los momentos de dudas.

💛 Octavo: TEN SIEMPRE A MANO LAS COMIDAS QUE TE CONVIENEN. Si no lo haces, cuando tengas hambre vas a comer cualquier alimento no conveniente porque lo tienes cerca. Alimento que te va a quitar foco. Y eso no te conviene.

❤️ Noveno: NO TE AGOBIES SI CREES QUE TIENES ADICCIÓN ALIMENTARIA O SÍNDROME DE ATRACONES.

Estas palabras: adicción, síndrome de atracones, está en boca de todos, como si fueran una especie de maldición.

Pero no los son. Simplemente cada uno es como es. Puede ser que la terapia sicológica te ayude. Pero lo que es seguro que te ayudará es este programa, porque los dulces y carbohidratos son los estímulos que hacen saltar los antojos que acompañan a la adicción alimentaria y al síndrome de atracones.

Y como ahora vas a comer menos azúcar y carbohidratos, vas a tener menos antojos, y te vas a controlar mejor..

Mi consejo es este: sigue adelante y no mires atrás.

Vuelve al mail y pincha el enlace Preparación para el programa SANAR

© Doctora Maite. Todos los derechos reservados.